Pan artesanal ecológico Los Jerónimos

panes

Pan artesanal ecológico

Cada uno de nuestros panes artesanales de calidad comienza con ingredientes procedentes de la agricultura ecológica. Todas las harinas son zamoranas de Molinos del Duero y, al igual que las semillas, tienen certificación ecológica.

El primer pan ecológico de Zamora tiene origen peruano y se elabora en una aldea

EFELa | Tuda (Zamora)17 | jun. 2018

noticia


El primer pan certificado como ecológico de la provincia de Zamora lo elabora un panadero peruano desde principios de este mes en una aldea con apenas cuarenta habitantes censados, La Tuda (Zamora), desde donde lo distribuye a quince puntos de venta de las provincias de Zamora y Salamanca.
Este pan procede de La Tuda, un pequeño pueblo a 20 kilómetros de Zamora en el que hace tres años la familia propietaria de la posada de turismo rural Los Jerónimos decidió dar uso a su horno de leña para elaborar el pan que sirven en su restaurante y hacerlo de una manera tradicional, han explicado hoy a Efe los propietarios.
La propuesta nació como complemento a la huerta ecológica con la que también cuentan para uso propio en el alojamiento rural regentado por la pareja formada por el zamorano Pedro Prieto y la peruana Celia Villa, y ha sido un sobrino también peruano, Carlos Villa, quien se ha hecho cargo del obrador.
Desde hace tres años elaboran un pan para el que utiliza exclusivamente harinas ecológicas de Zamora, provincia que además es la única que cuenta con una figura de calidad harinera: la marca de garantía Harina Tradicional Zamorana.
El pan sale del horno cada miércoles y cada viernes para su venta en diez establecimientos y grupos de consumo de la capital zamorana, uno de Benavente (Zamora) y cuatro de Salamanca.
Este mes ha decidido dar un paso más en la distribución con la solicitud del sello ecológico y la inscripción como elaborador en el Consejo Regulador de la Agricultura Ecológica de Castilla y León.
En el proceso de elaboración de sus panes rechaza la levadura de origen industrial y en vez de ella utiliza masa madre.
Las harinas que usa son todas ecológicas y están molturadas en uno de los pocos molinos de piedra que aún tienen uso harinero en España, ubicado en Cerecinos de Campos (Zamora).
A estos ingredientes empleados en los panes clásicos y en los integrales añade semillas ecológicas de lino, girasol, sésamo, amapola y calabaza para elaborar una tercera variedad, el denominado pan de semillas.
Las masas las prepara con suficiente antelación para que tengan una fermentación pausada de hasta doce horas antes de ponerlas en un horno de leña para el que utiliza como combustible encina y madera de otros árboles de la comarca zamorana de Sayago en la que se ubica La Tuda.
Todo ello permite que este pan de 400 gramos, del que vende unas trescientas piezas semanalmente, pueda consumirse durante más tiempo y cuatro días después de su cocción aún se mantenga casi tan tierno como el primer día.
Carlos Villa ha asegurado que es consciente de que, aunque para la elaboración del pan utiliza ahora los mismos ingredientes que antes, dar el paso de certificarlo como ecológico le acarrea mayores costes y más papeleo administrativo.
A cambio, ha confiado en abrir nuevos mercados en grupos de consumo y tiendas especializadas en productos ecológicos, además de poder asistir a partir de ahora a mercadillos y ferias restringidas a vendedores de productos con sello de certificación ecológica, como el mercado mensual celebrado ayer en la capital zamorana.